Los oscuros años luz

Ressenya de Los oscuros años luz, novela de l’autor mort recentment Brian Aldis, publicada per Wenceslao Solís, director del Centre de Estudis d’Etnologia Extraterrestre, al fanzine Tribaalitats nº2, hivern de 2006.

Afegim a les tasques pendents tornar a publicar a la xarxa els materials del fanzine i la malaguanyada CEEE, pionera del dadaisme anti-bolonya disfressada d’antropologia-ficció.

¿Y cuando les encontremos, seremos capaces de reconocerlos? Uno se imagina un contacto intergaláctico, en que los terrícolas, con un clavel en la solapa, buscamos sin éxito a nuestra cita, con lazo azul en el pelo, en las inmediaciones del Zurich. Otra posibilidad es la que plantea Brian Aldis en “los oscuros años luz”.

En un futuro no demasiado lejano los viajes intergalácticos son posibles. No entremos en detalles aburridos alrededor de cómo son posibles los viajes: lo son. El caso es que el contacto se produce en un planeta neutral, y la alteridad sideral resulta ser una especie de paquidermo con hábitos de cerdo, cuya forma de lenguaje es sencillamente incompatible con la humana. Pero no es ese el principal obstáculo para la comunicación: el problema es que los alienígenas no tienen ningún motivo para querer conocer a los terrícolas.

Lejos de la imagen optimista de una humanidad unida y enternecida gracias al contacto, “Los oscuros años luz” nos muestra unos exploradores rudos y agresivos, combinación de marines mascadores de chicle y conquistadores españoles en plena cólera de Dios. Huelga decir que el contacto explica mucho más sobre nosotros que sobre el otro. No podía ser de otro modo.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *