Yo solo hago mi trabajo

Él era un hombre muy piadoso,
sin ánimos de incordiar,
que tras rezar se arremangaba y le decía
al reo antes de empezar:

Yo sólo hago mi trabajo y no es nada personal.
Te evitaré el sufrimiento siempre y cuando
te avengas a colaborar.

Siendo un artista en lo suyo, era
solicitado por doquier.
El Cono Sur aún recuerda -y tiembla-
su inefable proceder.
Los más ilustres estrategas de estragos
jamás se cansan de entonar
en el sopor de sus exilios dorados
aquella copla singular: Yo sólo hago mi trabajo…

Hasta que un día en su prieto calendario
se le coló el San Martín.
El compartir secretos del confesionario
precipitó su triste fin.
Las purgas y la guerra sucia van alternando
en un girar sin solución.
Algún colega ambicioso lo liquidara,
el cuerpo nunca apareció.

Él sólo hizo su trabajo y no fue nada personal.
Le evitó el sufrimiento: un privilegio
del que no mereció gozar.
Su sombra cambia de contorno y se escurre;
en vez del nombre, un borrón.
Su clientela escondió la mano dura
pero perdura el dolor

I just do my job

He was a very devout man, no nuisance intended.
After having prayed he used to roll up his sleeves
and said to the prisoner before starting:
I just do my job, there is no personal matter.
I will save you having to suffer
as long as you agree to collaborate.

Being a master on his business
he was requested all around.
The Southern Cone still shakes
remembering his ineffable way of doing.
In the torpor of their golden exile
the most distinguished strategists of the destruction
they never get tired of sing this singular song:
I just do my job…

But one day his very tight schedule was upset.
The sharing confessional secrets hurried his sad end.
The purge alternates with the dirty war
and this turning has no solution.
Any ambitious colleague bumped him off,
his corpse never has turned up.
He just did his job, there was no personal matter,
he saved him having to suffer
but it was an undeserved privilege.
The outline of his shadow
changes and slips out of sight.
There is a smudge instead of his name.
His customers hidden their strong arm
but the pain remains.

Cancion para un verdugo

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Descargar

Comentarios
Comentario de Elziber - 16/09/2010 a las 13:35

Jojojoo! Que buena pagina que teneis!! Maldeamor con ese corazon sangrando, es perfecto! Estoy escuchando todas las canciones, y es buenisimo que teneis las letras alli muy legibles. Yo solo hago mi trabajo! Me gusta como vuestras voces combinan con el ritmo tango(es tango?), lleno de suspenso.